Compramos más por internet y cada vez nos sentimos más cómodos con las compras que implican un desembolso importante de dinero. Es lo que indica un estudio elaborado por Adobe, que explica las preferencias de los consumidores de EMEA (Europa, Medio Oriente y África) a la hora de realizar compras online. Durante el confinamiento, los consumidores se dieron cuenta de la rapidez y la comodidad que esta modalidad ofrece, y desde entonces, no han dejado atrás su uso, que se ha afianzado durante el 2021.

Abiertos a nuevas experiencias

A medida que los consumidores han adquirido confianza en internet, también han cambiado algunos miedos iniciales. Cada vez se sienten más cómodos con la tecnología y seguros en los gastos. Por ejemplo, destacamos que más de la mitad, un 51% de los consumidores, están más contentos de realizar compras por internet más costosas. Esto representa una gran oportunidad para los minoristas.

Estos últimos 12 meses, la gente se ha vuelto más abierta y ha probado nuevas experiencias. Así, el 44% de los encuestados afirma haber comprado online en un comercio minorista donde no habían comprado antes, mientras que el 38% asegura haber pedido productos online y, posteriormente, haberlos recogido en la tienda, con la opción Click & Collect.

Además, el 28% dice haber probado un nuevo método de pago, con, por ejemplo, las e-wallets como Apple Pay o Google Pay. El 24% dice haber adquirido productos o servicios a través de las redes sociales, y el 21% confiesa haber devuelto a una tienda productos pedidos online.

Este estudio nos indica que los comerciantes deberán tener muchos factores en cuenta, puesto que las  expectativas de los consumidores no solo están evolucionando, sino que además se hacen cada vez más amplias, más variadas y, en algunos casos, más difíciles de satisfacer.