La experiencia de compra se está posicionando como la principal razón por la que un cliente decide adquirir un producto o servicio, por encima de factores tan importantes como el precio o el propio producto.

¡Desde Optopus os damos una serie de tips para mejorar la experiencia de compra y estrechar la relación con el comprador!

1. Identificar los principales puntos de contacto con el cliente   

Los puntos de contacto o touchpoints son aquellos momentos en los que un usuario interactúa con la marca durante el ciclo comercial.

Saber identificarlos y personalizarlos es crucial para crear una experiencia de compra significativa. Algunos de los touchpoints más comunes son las redes sociales, la sección de reseñas, los correos electrónicos…

2. Presentar la web en el idioma del visitante

Recibir al usuario en su propio idioma transmite más confianza al usuario y aumenta las probabilidades de que acabe en el checkout. Por eso es importante detectar el lenguaje que el usuario tiene seleccionado por defecto en su navegador. De esta forma, en función de sus preferencias, podrás configurar la redirección automática de los usuarios a la versión web en su idioma.

3. Hacer recomendaciones inteligentes

Los motores de recomendación, creados con un algoritmo inteligente, ofrecen sugerencias personalizadas a los usuarios que navegan por la web.

Este algoritmo busca patrones de coincidencia en los historiales de compra y navegación, como las cookies, para enviar anuncios orientados al comprador.

Un caso muy claro es la geosegmentación, un ecommerce puede personalizar los anuncios que muestra según la ubicación del usuario. Por ejemplo, recomendar balones de playa a los usuarios de zonas costeras y palos de ski en regiones montañosas.

4. Mantener una comunicación cercana

La atención al cliente es un pilar esencial. Si esta es deficiente, el usuario penalizará la tienda.

Muchos ecommerce cuentan con chatbot que proporcionan modelos de respuesta programados. Es importante que esta comunicación no suene robótica, porque puede percibirse como poco cercana y mermar la confianza. Un tono cercano y asertivo es garantía de éxito. 

5. Personalizar las notificaciones de pedido

Recibir notificaciones sobre los cambios de la compra, cómo “su pedido está en proceso” o “su pedido está en reparto”

No obstante, se suelen usar plantillas prediseñadas, algo que debería evitarse, pues la apertura de este tipo de notificaciones es considerablemente alta y se tiene que aprovechar debidamente.

De hecho, las tiendas online más exitosas ya no solo personalizan este tipo de comunicaciones, sino que también las segmentan en función de las circunstancias de cada pedido.

Algunas ideas de segmentación son crear notificaciones:

  1. Para eventos especiales, como Black Friday o Navidad.
  2. En función del artículo que contenga el pedido.
  3. En función de la zona de envío.
  4. En función del perfil del cliente.
  5. En función de las posibles promociones de la tienda.

6. Crear probadores virtuales

La compra online presenta carencias físicas, como no poder probar el producto in situ. 

Por suerte, con la realidad aumentada, un cliente puede proyectar los artículos desde sus smartphones y visualizar el producto desde casa, para hacerse una idea de cómo quedarían en realidad.

En Optopus podemos crear modelos de realidad aumentada con imágenes generadas por computadora (CGI) que replican un producto real para que los clientes lo puedan ver antes de comprarlo y que mejoran los índices de conversión.

Ahora que ya sabes cómo hacerlo, ponlo en práctica y verás como las ventas aumentan, y más importante, la satisfacción de tus clientes 😉